Vestir a los perros: ¿buena o mala decisión?

Perros con accesorios

Accede a nuestros másters y cursos de animales domésticos para promover el bienestar animal.

¿Es bueno vestir a los perros en invierno?

Lo cierto es que esta es una pregunta difícil de responder. Y es que, sobre la decisión de vestir o no a los perroshay opiniones encontradas.

Por un lado, hay expertos que opinan que los perros se protegen de las bajas temperaturas de forma natural. Dependiendo de la raza del perro y de cuál sea su origen, tiene más pelo o menos, que es el que actúa como “abrigo”.

Sin embargo, hay casos en que poner ropa a los perros puede ser una buena elección. Por ejemplo, las razas pequeñas sufren más los cambios de temperatura, así como los perros mayores con problemas de huesos, a quienes el frío les afecta notablemente.

Entonces, vestir o no a los perros es una decisión que debe adaptarse a cada caso y, sobre todo, no hacerse como norma o costumbre, sino en momentos y circunstancias determinadas.

Lectura recomendada: 5 cuidados del perro imprescindibles para su bienestar

Cuándo sí se recomienda vestir a los perros

Como veníamos diciendo, sí hay situaciones especiales en las que puede ser recomendable ponerle ropa de abrigo a una mascota. Hablamos de casos como estos:

  • Como pasa con las personas, hay perros más frioleros que otros. Si observamos que nuestros queridos peludos no se despegan del radiador o que se hacen bola bajo la manta, puede ser buena idea abrigarlos. Eso sí, solo cuando haga mucho frío, no durante todo el invierno.
  • Después de una operación, la temperatura del cuerpo del perro puede estar baja. En este caso, el veterinario puede aconsejar ponerle ropa de abrigo para generarle una mayor calidez.
  • Si toca pasearles y está lloviendo, puede ser aconsejable también ponerles un chubasquero para evitar que se mojen y cojan frío.
  • En climas muy específicos, donde haga más frío del habitual, y con nieve, también puede ser necesario tapar a los perros.

¿Qué puede provocar tapar a los perros cuando no se debe?

Poner ropa a un perro cuando no es realmente necesario puede afectar de forma significativa a la salud y al bienestar del animal. Estas son las consecuencias más comunes:

  • Problemas en la piel en forma de irritación por el roce que provocan los tejidos.
  • Ansiedad: si al perro le estresa llevar el abrigo, puede generarle estados de ansiedad que afecten a su calidad de vida.
  • Parásitos, ya que estos pueden vivir durante más tiempo en la ropa.

Por todo ello, y siguiendo las recomendaciones de los expertos en salud animal, vestir a un perro puede ser una opción aconsejable siempre y cuando sea necesario, y no por hábito o hacerlo solo con el propósito de embellecerles.