Adiestramiento Banner Perros Salud y bienestar Slider banner

Al adoptar un perro ten en cuenta su periodo de socialización. ¡Acá te contamos cómo!

A pesar de que son conocidos por ser animales amigables, cada perro es distinto. Si bien le hacen honor a la frase que los cataloga como los mejores amigos del hombre, hay ciertas particularidades que los hace únicos, y que podemos potenciar para mejorar nuestro vínculo con ellos, y su relación con otros perros.

Adquirir herramientas sociales no solamente facilitan la comunicación con su propia manada, sino que le ayuda a cada perro a adquirir comportamientos deseados en diferentes tipos de ambiente; y, para conseguirlo, como humanos responsables, podemos realizar ciertas actividades hasta lograrlo.

La importancia del periodo de socialización

Cuando los perros son cachorros, tienen entre tres y 12 semanas de vida para adaptarse al ambiente en el que se encuentran. Los estímulos de su alrededor son los que determinarán en gran medida el comportamiento y carácter de cada perro hasta su vida adulta, y por eso es tan importante prestarle atención a ese periodo de tiempo.

Este tiempo, también conocido como periodo sensible de socialización, infiere directamente en el sistema nervioso de cada animal, y por ende, en la maduración completa de las estructuras nerviosas responsables del miedo frente a estímulos desconocidos.

Lee también: ¿Cómo alimentar a un perro cachorro?

¿Cómo realizar una socialización adecuada?

La clave siempre es el entorno, que será, finalmente, el escenario en el que el perro va a desarrollarse y en el que podrá acceder a una gran cantidad de estímulos.

Lo ideal es realizar este contacto de manera progresiva, siempre en compañía de su cuidador, haciendo que la presentación de nuevos estímulos se realice en periodos cortos, ojalá cuando el animal tenga entre ocho y 10 semanas de vida, especialmente si va a ser adoptado, teniendo en cuenta, además, el contacto con otras especies con las que vaya a convivir una vez llegue el momento.

Las caminatas con correa, el contacto visual y auditivo con estímulos externos, y el contacto con experiencias que lo preparen para el resto de su vida, como el paseo, el baño y las visitas, pueden realizarse en este mismo periodo.

El carné de vacunación y la asesoría médica constante son primordiales durante el periodo de socialización de los cachorros, pues será la forma más efectiva de prever cualquier riesgo y de garantizar un correcto manejo de las situaciones a las que el cachorro pueda enfrentarse.

Te puede interesar: Cómo entrenar a un perro cachorro: Guía rápida.