Perros Salud y bienestar

Bañar a un perro: Consejos y recomendaciones

La rutina del baño para un perro puede ser una experiencia chévere y divertida, tanto para el cuidador como para el animal. También puede terminar siendo un dolor de cabeza por todo lo que implica esta actividad necesaria para su salud e higiene.

Por eso, en la Supermanada te damos algunos consejos prácticos para que apliques en el momento de este ejercicio tan necesario en la vida del humano como la mascota.

  1. Define un periodo
    De acuerdo con los expertos, de cuatro a seis semanas es un buen punto de partida para incluir en la rutina del baño. No obstante, esto puede variar según varios factores, incluyendo raza, pelaje, estilo de vida y actividad del perro.

Lea más: La etología y lo que nos enseñan los animales de su comportamiento

  1. Productos especiales
    Evita usar los mismos productos que usas para tu cuidado personal. La piel de los perros tiene un pH diferente al de los humanos. Ubica el champú y elementos correctos para el tipo de piel y pelaje de tu amigo.
  2. Seca bien
    Una pasada tras otra con una toalla o un elemento de secado exprés puede garantizar que no vaya a tener problemas en su piel por tener el pelaje húmedo. Además, podrás evitar olores incómodos y la aparición de otros factores indeseados.
  3. Las orejas
    Si bien los perros tienen en su olfato el principal sentido para el desarrollo de la vida diaria, las orejas esconden otro factor esencial. Límpialas con cuidado de la acumulación de suciedad y cera. Utiliza productos suaves, que no causen lesiones y hazlo con mucho cuidado.
  4. ¡Premio y celebración!
    Que esta sea una experiencia chévere para el peludo. Celebra su buen comportamiento con una galleta o una golosina y llénalo de elogios con buena actitud. De esta manera entenderá que el baño es una actividad agradable para repetir.

Lee más: En cuatro o dos patas: cada vez son más los sitios pet friendly en Medellín