Gatos Información guau Información miau Perros

Dieta Barf: ¿una alternativa saludable para las mascotas?

Dieta barf Sueprmanada

La dieta barf ha vendido ayudar a salir de la rutina diaria con nuestras mascotas, nos detenemos a reflexionar sobre su alimentación y salud, especialmente en cómo podemos enriquecer su dieta habitual. Esto puede incluir variar la comida que consumen para evitar la monotonía o buscar alternativas más saludables como complemento a la comida procesada habitual.

La respuesta a estas inquietudes a menudo se encuentra en la dieta BARF, acrónimo de “Biologically Appropriate Raw Food”, una forma de alimentación que incluye una mezcla balanceada de alimentos crudos, frescos y naturales. Este tipo de alimentación, rica en carnes, huesos carnosos, frutas y verduras, busca replicar lo que perros y gatos consumirían en un entorno salvaje, adaptado a sus necesidades en el ambiente doméstico.

La dieta BARF no solo se centra en la variedad de alimentos que pueden disfrutar perros y gatos, sino también en promover una nutrición que beneficie su salud general. Por ejemplo, en los gatos, se recomienda que su plato BARF contenga una alta proporción de carne cruda (evitando el cerdo), complementada con vegetales crudos rayados, asegurando una comida completa y nutritiva.

¿Qué es la dieta Barf?

La dieta BARF, es un régimen alimentario que busca acercar la alimentación de perros y gatos a su dieta ancestral, enfocándose en alimentos crudos y naturales. La esencia de esta dieta se basa en proporcionar a las mascotas una nutrición más natural y saludable, compuesta principalmente de carnes crudas, huesos (preferiblemente carnosos y no cocidos), órganos, verduras, frutas y algunos suplementos para asegurar una dieta equilibrada.

Lee también: ¿Cómo alimentar a un perro cachorro?

No quiere decir que, en el caso de los gatos, debemos empezar a ofrecer en sus platos ratones o pájaros, pero sí a alimentarlos de forma más natural, dándoles otros alimentos que además le proporcionen ventajas y beneficios para su salud. Integrar la dieta BARF en la rutina de nuestros felinos y caninos implica ofrecerles una alimentación que incluya carne, huesos y alimentos frescos, todos crudos y seleccionados para mimetizar lo que consumiría en un ambiente silvestre, promoviendo así una salud óptima.

 

Dieta barf gatos

Foto: Archivo EL COLOMBIANO

¿Qué contiene un plato Barf?

La dieta Barf para los gatos, específicamente, debe tener entre un 60 % y un 80 % de carne cruda y un 10 % de vegetales crudos rayados. Hablando de la carne, es importante evitar el cerdo y procurar que en el plato del gato haya pollo o pavo, y garantizar que nada de lo anterior se encuentre condimentado con algún tipo de especia, no solamente porque son alimentos que el gato no necesita, sino porque pueden hacerle daño.

En el caso de los perros, la dieta Barf debe tener un 70 % de carne, un 10 % de huesos crudos, un 5 % de hígado, 5 % de otros órganos, verduras en un 7 %, semillas y frutos secos en un 2 %. Lo importante, tanto en gatos como en perros, es que el plato les proporcione todos los nutrientes necesarios y que resulte equilibrado.

¿Es buena la dieta Barf? Riesgos y alimentos prohibidos

Entre los beneficios mencionados para las mascotas, la alimentación Barf puede proporcionar una alimentación natural, con un bajo porcentaje de cereales y harinas, y una alta proporción de agua que mantendrá a la mascota hidratada. 

Sin embargo, como cualquier tipo de dieta, la Barf también tiene riesgos, y casi todos están relacionados con la manipulación de alimentos que, como es natural en ingredientes crudos, pueden presentar bacterias, parásitos u otro tipo de microorganismos capaces de causar algunas infecciones en quienes los consuman, y hacer que algunos animales presenten resistencia a ciertos antibióticos.

Lee también: La etología y lo que nos enseñan los animales de su comportamiento

Si hablamos de alimentos prohibidos, la papa cruda, el tomate, el aguacate, la cebolla, y las frutas con tallos y semillas, son algunos de los alimentos para evitar a toda costa, al igual que las especias y los condimentos, que pueden generar reacciones alérgicas. Con los huesos hay que tener especial cuidado, pues pueden conllevar a riesgos de fractura de piezas dentales, diarrea, estreñimiento, obstrucción intestinal o perforación del paladar.

Es cierto que buscamos la alimentación Barf como una alternativa de darle comida natural a nuestras mascotas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque sus ancestros debían cazar para alimentarse, hoy vemos una evidente evolución en su organismo, su digestión y su metabolismo, lo que puede hacer que, en lugar de convertirse en una aliada dentro de su proceso alimenticio, sea la dieta Barf la que perjudique su salud.

¡Quiero comenzar a alimentar a mi mascota con dieta BARF!

El alimento industrial que le damos a nuestras mascotas es seguro, completo, saludable y equilibrado, especialmente, si es recomendado por el médico veterinario que conoce de cerca las condiciones de nuestro mejor amigo y parte de ese diagnóstico para sugerir una marca y clasificación específicas. 

Sin embargo, si aún después de leer lo anterior quieres comenzar a alimentar a tu mascota con la dieta Barf, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta, como realizar el cambio de forma gradual, sin cambios bruscos y observando con atención la reacción de la mascota. En el caso de los animales más jóvenes, el cambio puede presentarse sin novedades; a los mayores, en la mayoría de los casos, puede tomarles algún tiempo de adaptación.

A pesar de que internet está lleno de recetas, métodos e indicaciones para implementar la dieta Barf, lo fundamental siempre es consultar con un médico veterinario que pueda realizar el plan de nutrición más adecuado para tu mascota, asegurando que las cantidades cubran sus necesidades básicas de alimentación, que los nutrientes recibidos sean los necesarios y que lo que llegue en adelante sean beneficios.

Explorar alternativas y complementos

La dieta BARF es tan variada como nutritiva. Te presentamos un amplio espectro de opciones, desde carnes y huesos hasta frutas y verduras, asegurando una dieta balanceada y rica en nutrientes esenciales. Además, te orientamos sobre cuándo y cómo incorporar suplementos para prevenir cualquier deficiencia nutricional, adaptando la alimentación de tu mascota a sus necesidades únicas.

También te puede interesar: ¿Cada cuánto desparasitar a un perro?

La dieta BARF representa una opción alimenticia que busca emular la dieta natural de los caninos, potencialmente ofreciendo mejoras en la salud y el bienestar general de las mascotas. Sin embargo, como con cualquier cambio significativo en la dieta, es vital proceder con conocimiento, precaución y el apoyo de profesionales. Al hacerlo, podrás explorar los beneficios de la alimentación cruda de manera segura y efectiva, asegurando que tu perro no solo disfrute de sus comidas sino que también prospere gracias a ellas.