Gatos Perros Salud y bienestar Salud y bienestar

¿Tu mascota te puede enfermar? Cuídate y protege a tu familia

Como en toda convivencia de una gran manada familiar hay amor, cariño y compañía, también hay otros aspectos a los que prestarles atención cuando se comparten los mismos espacios con perros y gatos.

Si bien los animales de compañía, perros y gatos, hacen parte de ese círculo cercano, son diferentes sus formas de relacionarse con los ecosistemas, en los que se pueden captar gérmenes, desarrollar parásitos u contaminación que, en un descuido, pueden ir a parar al cuidador.

Lea más: ¿Qué significa que una mascota sea de soporte emocional?

En cualquier caso, ante una situación relacionada con el contacto directo de una herida, mordedura de un perro o un gato y/o similares consulte su médico para evitar que se ponga en riesgo su salud.

Rabia
Se transmite a través de la saliva de animales infectados. De ahí la importancia que los animales que convivan en tu manada estén vacunados contra esta enfermedad.

Toxoplasmosis
Causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii, que se encuentra en las heces de los gatos infectados. La transmisión puede ocurrir por la manipulación de la caja de la arena del gato infectado.

Leptospirosis
Un perro o un gato infectado pueden trasmitirla a través de la orina. Causa fiebre, dolor muscular y otros síntomas de gravedad para los humanos.

Lea más: Trucos para eliminar los pelos de las mascotas

Sarna
Es común en los perros, pero también se puede presentar en gatos. Su causa se origina por ácaros que pueden llegar a los humanos por el contacto directo con la mascota.

Arañazo de gato
Literalmente, un arañazo o mordedura de gato puede terminar en la transmisión de una bacteria conocida como Bartonella henseale. En los humanos se pueden presentar nódulos en el sitio de la lesión, fiebre, fatiga y dolor de cabeza, hasta la inflamación de los ganglios linfáticos cerca al sitio de la lesión.