Gatos Información guau Información miau Perros Salud y bienestar Salud y bienestar

La etología te ayuda a tener una mejor relación con tu mascota

Todos alguna vez hemos soñado con tener el superpoder de hablar con los animales, no solamente para preguntarles cosas básicas, como qué quieren o qué necesitan, sino también para ir más allá, pedirles su opinión en ciertas situaciones, y asegurarnos de que nos entienden cuando agradecemos su presencia en nuestras vidas.

Hay una rama de la veterinaria llamada etología que, aunque no nos permite hablar con los animales, puede ayudarnos a comprenderlos mejor y, de paso, mejorar nuestra relación con ellos. Suena bastante maravilloso, pero aún no nos queda muy claro en qué consiste… Entonces hablemos de etología; ¿eso con qué se come?

¿Qué es la etología?

También conocida como la ciencia que estudia el comportamiento de los animales que viven en libertad -es decir, que no enfrentan problemas de conducta en el mundo salvaje-, la etología ha llegado para darnos las herramientas que nos permiten entender el comportamiento de los perros y los gatos con los que convivimos y mejorar de paso nuestra relación con ellos. Tener una mascota debe ir más allá de disfrutar su compañía y añadir en la ecuación un proceso de entendimiento del porqué de su comportamiento.

Tener un perro o un gato es saber que contamos con la compañía y amistad incondicionales de un miembro más de la familia que comparte muchas actividades y rutinas con nosotros, que está dispuesto a darnos todo sin pedirnos nada a cambio y que, en el proceso, puede tener algunos problemas comportamentales, producto simplemente de la falta de comunicación y de entendimiento entre ellos y nosotros.

Lee también: Como perros y gatos, convivencia entre estas dos especies.

Algunos de esos problemas comportamentales son los ladridos o maullidos excesivos, la falta de control durante los paseos, la agresividad, la ansiedad por separación, el marcaje con la orina o con las uñas y otros miedos y fobias, manifestados en reactividad o en aislamiento.

Es en estos momentos de conflicto en los que aparece la etología que, tanto en perros como en gatos, busca encontrar el origen de su comportamiento y trazar una ruta clara para corregirlos, dando como resultado la armonía y el disfrute de la vida compartida entre las tres especies -humanos, felinos y caninos-.

Foto: Archivo

¿Cómo funciona la etología?

Tomando como base la observación, los médicos veterinarios dedicados a la etología logran reconocer el tipo de conducta presentada por el animal y clasificarla en un análisis denominado etograma. Este primer momento de observación y análisis es el que da como resultado un primer diagnóstico, que llevará al tratamiento adecuado según el animal y la conducta que presente. Parece magia, pero en realidad es trabajo duro, voluntad, y, por supuesto, la intervención oportuna de un especialista.

Un etólogo no es un entrenador canino y viceversa, pero uniendo fuerzas y talentos pueden formar una dupla ideal en la que el mayor beneficiado será nuestro mejor amigo, pues una vez encontrado el diagnóstico y el tratamiento a seguir, ambos serán clave a la hora de indicarnos los siguientes pasos para tratar el comportamiento de nuestros perros y nuestros gatos. Es una especie de protocolo asignado por el etólogo que debemos cumplir en compañía del entrenador canino y que, de seguir las instrucciones al pie de la letra, podrá mejorar considerablemente nuestra convivencia en familia.

Consulta siempre con un especialista

Siempre que algo nos pasa nos volcamos a poner en internet los síntomas o las razones, en búsqueda de la respuesta a lo que nos duele, nos falta o nos hace sentir mal. Y aunque el internet es una gran herramienta de ayuda, si tu perro o tu gato presentan problemas de comportamiento, lo mejor es consultar directamente con un etólogo que pueda realizar el diagnóstico y definir un tratamiento que deberás seguir con un entrenador o incluso, en los casos más sencillos, con ejercicios que podrás realizar tú mismo, afianzando de paso tu relación con tu mejor amigo.

¿Tu manada presenta actualmente cambios comportamentales? ¡La etología es la solución!

Te puede interesar: Del corazón a la mente: las mascotas como antiestrés natural.