Gatos Información miau

Gato esfinge, la particular y elegante raza que llama la atención por su aspecto físico

Gato esfinge Supermanada

Los gatos esfinge son seres exóticos, serios y elegantes, pero sorprendentemente llenos de dulzura. A pesar de su apariencia que muchos podrían considerar arrogante, en realidad ocultan una naturaleza tierna, cariñosa y muy sociable. ¡Descubramos más sobre estos fascinantes felinos!

¿Cómo surgió la raza esfinge?

De los gatos esfinge sabemos que tuvieron origen en el año 1969 producto de una mutación genética natural que ocurrió en Canadá, cuando una gatita hogareña dio a luz a un gato sin pelo al que llamaron Epidermis.

Antes de Epidermis ya habían nacido antes otros gatos sin pelo; sin embargo, esta raza, como la conocemos hoy, es el fruto de una cría coordinada de gatos sin pelo que nacieron en camadas normales.

Lee también: ¿Por qué les decimos “michis” a los gatos?

Un gato calentito y lleno de cariño

Su rasgo principal es tener la piel visible, a diferencia de otros gatos; y aunque por lo general son de color rosa claro, pueden presentar variaciones y ser blancos, negros, atigrados, ahumados o sombreados. El hecho de que se vean calvos no significa que lo sean, pues tienen una capa fina de pelo que los protege, y en algunos casos, presentan mechones en las orejas o en la cola.

Ser un gato esfinge es ser un gato altamente sociable. Ama estar acompañado, es comunicativo y bastante juguetón. A la hora de dormir, prefiere hacerlo dentro de las sábanas, y encontrarás que es un poco más caliente que los demás gatos, pues su temperatura corporal se encuentra uno o dos grados por encima de la media, lo que explica también su alto consumo de calorías: ¡come un montón! Es un gato de interior, y si quieres un compañero inseparable, no busques más, porque lo encontraste.

¿Qué cuidados necesita un gato esfinge?

Tener esta característica en su piel los hace necesitar limpieza frecuente, pues, aunque no están desechando pelo frecuentemente ni necesitan cepillado constante, sí hay aceites producidos naturalmente por su piel que, al no ser absorbidos por su pelaje, como en cualquier otra raza de gato, deben ser eliminados a través de una limpieza que puedes ayudarle a llevar a cabo.

Si hablamos de clima y temperatura, su falta de pelo puede convertirlos en gatos más sensibles, lo que durante temporadas de frío hace que necesiten algún tipo de abrigo y que, durante el verano, sean más susceptibles a los rayos del sol, evitando recibirlo de forma directa.

Adentrémonos en el mundo de los gatos esfinge, una raza que captura corazones con su peculiar belleza y temperamento afectuoso. Más allá de su distintiva falta de pelaje, estos felinos se destacan por su personalidad extrovertida, siendo compañeros leales y juguetones. Con su amor por la interacción humana, los gatos esfinge no solo desafían las expectativas con su apariencia, sino que también llenan nuestros hogares de alegría y calidez. Descubre lo que hace a esta raza tan especial y cómo pueden convertirse en el amigo perfecto para ti.

¡Tener un gato esfinge es estar acompañado de un gatito inseparable y calentito! ¿Hay un esfinge en tu manada? ¡Cuéntanos su mejor travesura!

Lee también: ¿Por qué los gatos lamen a las personas?