Gatos Información miau

Gato negro y martes 13: ¿mala suerte o mito urbano?

Gato negro y martes 13 Supermanada

El gato negro y martes 13 siempre ha tenido una mala fama. Asociado con superstición, brujería y seres malignos, este relato popular carece de base fehaciente. Los felinos de pelaje oscuro, envueltos en mitos sin sentido, merecen una revaluación de su imagen, lejos de los cuentos infundados.

Este martes 13, día catalogado como de mal augurio en varias culturas, terminó afectando de manera coincidencia a los gatos negros, que sin querer, son señalados de esconder una mística perversa y asociada a la maldad.

De acuerdo a los mitos, los gatos de pelaje negro fueron asociados a la brujería y la maldad desde la Edad Media en Europa. Una creencia popular señala que estos eran familiares de brujas o incluso encarnaciones del diablo. Lo que terminó luego en una masificación de leyendas urbanas.

A partir de eso se fue replicando de generación en generación esas creencias, que junto con los agüeros del martes 13, que desde el cristianismo se relaciona como el día en que Judas Iscariote traicionó a Jesús, y desde la mitología nórdica se vincula al dios de la guerra, Tyr, combinan entre los gatos y este día una supuesta complicidad con doble dosis de mala suerte.

Más que una realidad es folclor y creencia popular, que guardan superstición y aseguran de parte de algunos, el desprecio por los gatos negros, que en realidad se manifiestan de manera natural, como cualquier otra especie animal, con el mismo cariño y cercanía a los humanos. 

Re imaginando la superstición del gato negro y martes 13, más allá de mitos y temores infundados, este dúo simbólico merece una nueva narrativa. En lugar de ser portadores de mala suerte, los gatos negros y el martes 13 pueden ser vistos como símbolos de misterio y cambio, invitándonos a desafiar viejas creencias y abrirnos a la fortuna en todas sus formas. Redefinimos juntos estos iconos culturales, celebrando su singularidad y el poder de transformar la superstición en oportunidad.