Perros Salud y bienestar

Enfermedades de los Perros: Síntomas, Tratamientos y Prevención

Enfermedades de los perros Supermanada

Las enfermedades de los perros son momentos de dolor que, como dueños, no podemos controlar completamente. Tener un perro nos hace estar felices la mayor parte del tiempo y deseamos que esa tranquilidad se mantenga; sin embargo, sabemos que hay situaciones que escapan de nuestro control.

Enfermedades de los perros más comunes

Aquí te contamos cuáles son algunas de las enfermedades más comunes en perros y te contamos cómo prevenirlas. En el caso de contraerlas, cómo proceder para combatirlas.

Virosis canina

Hablar de virus es encontrar una de las enfermedades más comunes y con mayores variaciones en nuestros mejores amigos. La virosis, en este caso, tiene que ver con partículas infecciosas pequeñas capaces de destruir células y de volverse tan fuertes que los antibióticos no son eficaces.

Tienen en su ramillete otras enfermedades conocidas en perros, como moquillo, parvovirosis, laringotraqueitis, hepatitis infecciosa, gastroenteritis por coronavirus y rabia.

  • Parvovirosis: Aunque puede afectar a perros de cualquier edad, los más propensos a “pescarla” son los cachorros y, de no prestarle suficiente y oportuna atención, una parvovirosis mal gestionada puede llevar al perro a la muerte. Puede contraerse en ambientes contaminados por ingesta o por contacto con otros perros, y es fácil encontrarla en objetos, residuos o el suelo, con una característica: las bacterias de este virus son bastante resistentes a la limpieza y la desinfección.
    El perrito que tenga parvovirus puede presentar diarrea, lo cual funciona como una gran alarma para que el humano consulte inmediatamente con un médico veterinario que pueda dar acción rápida y eficaz, y evitar así un avance desafortunado de la enfermedad.

 

  • Moquillo: Parece inofensiva, pero es una enfermedad de gran importancia. Es una de las enfermedades más incómodas para el perro. Imagina que, como ser humano, te enfermas de disentería, poliomielitis, encefalitis, neumonía e influenza… Todo al mismo tiempo. ¡Así se siente el moquillo para los perros! No es una enfermedad tan común, a menos que los lugares estén infectados, pero es fácil de que ocurra, pues puede encontrarse en el aire y contraerse a través de las fosas nasales.

    Una vez inhalado, el moquillo puede llegar a la sangre y a algunas estructuras epiteliales, perjudicando otros órganos. Sabrás si tu perro tiene moquillo porque puede presentar fiebre baja, flujo nasal, vómito, tos intermitente y lagrimeo.

  • Rabia

El hecho de que exista una vacuna frecuente contra esta enfermedad nos da a entender que es bastante indeseada. A pesar de que puede ser escasa, se transmite por la saliva y puede provocar agresividad, temblores musculares, parálisis de mandíbula y cambios de comportamiento. 

 

  • Gastroenteritis, laringotraqueitis y hepatitis

Aunque causen un menor número de muertes en animales, no son menos importantes que las otras enfermedades, especialmente si tenemos en cuenta que su tratamiento es limitado. El propósito es no contraerlas nunca, pues vienen con una gran incomodidad para nuestro mejor amigo, presentándose en forma de vómito o fatiga, en algunos casos.

Lee también: Dieta barf: ¿una alternativa saludable para las mascotas?

Hongos

También conocidos como dermatofitos. Encuentran facilidad en adherirse al pelo, las uñas y la piel de los perros. Pueden contraerse por contagio con otros perros e incluso con los seres humanos, y los perros más propensos a padecerlos son aquellos que tienen una mala alimentación o el uso excesivo de antibióticos. Una vez un perro contrae hongos, debe ser revisado por un médico veterinario que, además, tome una muestra del hongo para estudiarlo y concluir a partir de ese estudio el tratamiento o medicamento más efectivo para contrarrestarlo. 

Enfermedades causadas por bacterias

Pueden actuar en solitario o agravarse hasta ser el conjunto de muchas más. Incluso, algunas pueden ser contagiadas a humanos. La leptospirosis, la tos de las perreras, los parásitos y la leishmania son algunas de estas enfermedades que ocurren en los perros a causa de una mala higiene o una alimentación inadecuada.

No prevenirlas o ignorarlas puede hacer que avancen hasta causar afectaciones graves en el hígado y los riñones, lo cual podría ser fatal y llevar al perro incluso a la muerte. En el caso de la leishmania, por ejemplo, la afectación se daría directamente en la sangre, con alta facilidad de esparcirse a otros órganos.

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

La ecuación más sencilla se llama plan de vacunación. Seguirlo oportunamente y al pie de la letra, acompañado de una alimentación adecuada, puede evitar que nuestro perro, sin importar la edad, contraiga alguna de estas enfermedades, y que, en el caso inevitable de contagiarse, sean mucho más fáciles y rápidos los tratamientos a seguir y su posterior alivio.

Sí definitivamente hubo contagio, el único camino posible es consultar inmediatamente al veterinario, pues de la mano del plan de vacunación ya mencionado y del tratamiento adecuado a las condiciones y necesidades del perro, es posible combatir cualquiera de las enfermedades ya mencionadas con rapidez y eficacia.

¡Que tu manada esté siempre saludable! ¿Cómo va el cumplimiento de ese plan de vacunación? 

Te puede interesar: ¿Cada cuánto desparasitar a un perro?