Perros Salud y bienestar Slider banner

Mascotas y humanos: Consejos para el regreso de vacaciones

¡Me divertí mucho en vacaciones con mi manada! Nos tomamos fotos en paisajes hermosos, hicimos amigos, vivimos aventuras increíbles… hasta que llegó el momento de regresar a casa, porque mi humana dice que debe volver a trabajar. ¡Qué difícil es despedirnos de una época tan feliz! 

Como ya sabíamos lo que vendría, tanto ella como yo nos preparamos, y, tomando como referente nuestra experiencia en vacaciones anteriores, tuvimos en cuenta una serie de actividades y pasos para que el regreso fuera lo más calmado posible. 

  • Retomar gradualmente las rutinas 

Tanto tiempo sin escuchar la alarma puede cambiar por completo nuestro día a día. Tanto la alimentación como la actividad física tienen algunas diferencias: yo, por ejemplo, viajé en carro con mi manada y saqué la cabeza por la ventana, corrí por el campo, jugué con muchos niños y recibí muchos premios.  

  • Si estás bien, el resto de la manada está bien 

Mi humana sabía que en los días siguientes debía retomar sus actividades y que ya no nos veríamos tantas horas durante el día. Por eso estuvo muy atenta a mi comportamiento y a mi estado de ánimo, pues sabía que de esa manera podríamos evitar ansiedad por separación. Aunque, aquí entre nos, creo que es ella quien se aburre más cuando no estamos juntos. Es que, ¡nos divertimos tanto!  

Lee también: Al adoptar un perro ten en cuenta su periodo de socialización. ¡Acá te contamos cómo!

  • La higiene es fundamental 

Estar en lugares desconocidos y diferentes a nuestra casa nos enfrenta a olores desconocidos, y no sólo eso: ¡siempre estamos expuestos a muchas bacterias! Lo primero que hicimos cuando regresamos fue una limpieza de mis juguetes, y después pasó algo que no me hizo mucha gracia: mi humana me bañó, explicándome que de esta manera evitaríamos posibles patologías o infecciones. Yo me quedé muy quieto mientras me cepillaba los dientes, me limpiaba los oídos y me peinaba; si te digo la verdad, la experiencia no me gustó, pero entendí que era por mi bien. 

  • ¡Es hora de ir al veterinario! 

Hablando de bacterias… ¿hace cuánto fue tu última desparasitación? Después de las vacaciones es una buena idea consultar al veterinario para que revise que todo esté bien y que nuestro carné de vacunas esté al día. El siguiente paso sería desparasitarnos, pues pasamos mucho tiempo por fuera de casa y estuvimos expuestos a posibles parásitos que no queremos en nuestro cuerpo. 

  • ¡Ahora estoy listo para mi siguiente aventura! 

Limpio, desparasitado y preparado, llegó mi momento de regresar a la guardería. ¡Ya quiero reencontrarme con mi otra manada y escuchar sus historias de vacaciones! Voy a extrañar a mi humana mientras trabaja, pero voy a correr, a jugar y a aprender muchas cosas nuevas… ¡Será como vivir otras vacaciones!  

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el plan de vacunación para gatos.